Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Procedimientos de virtualización compilados en el kernel

La principal diferencia entre los KVM VPS y casi todos los demás modelos de virtualización de hardware se fundamenta en la propia tecnología de virtualización. Por medio de KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en el anfitrión – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se están compilando en el interior del SO del host. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware para utilizar aplicaciones adicionales y a su vez hace los mismos recursos disponibles para los huéspedes creados en el servidor. La ausencia de esta capa de comunicación complementaria entre otras cosas, acelera el tiempo de espera de entrada/salida, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Una utilización de los recursos considerablemente mejor

Asignaciones de servidor a su disposición ilimitada

Al eliminar la sobrecarga que consiste en tener una capa de virtualización adicional a través de la cual se dirige toda la comunicación con el servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM se pueden beneficiar de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Los directrices de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el kernel del sistema operativo del anfitrión, lo que quiere decir que todos los Servidores Privados Virtuales se comunican con el hardware del servidor sin mediación. Esta redundancia en la comunicación reducida equivale a más alto nivel de prestaciones reales frente a los demás sistemas virtualizadores.
Una utilización de los recursos considerablemente mejor

Un sistema operacional de su elección

Obtenga el sistema operacional que desee

Gracias al Servidor VPS, se le da la oportunidad de contar con la independencia completa del servidor madre por la perspectiva del sistema operacional. Los programas de virtualización KVM garantizan que los intermediarios se eliminan completamente de la comunicación entre las máquinas guest y el hardware del servidor, sin que se requiera un nivel de virtualización por sí sola. Así, si cuenta con el disco ISO correcto, no habrá nada más fácil de poner cada uno de los sistemas operativos con el que su servidor podrá funcionar – a partir de las versiones de Linux más impopulares e llegando a las últimas versiones de Windows Server.
Un sistema operacional de su elección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL